La venta directa es la comercialización de productos de consumo y servicios directamente a consumidores en una modalidad persona-a-persona, generalmente en sus hogares o en los hogares de otros, en su lugar de trabajo y en otros lugares fuera de locales permanentes de venta minorista. Hay muchas formas de organizar una empresa de venta directa. Puede operar sobre una base uno-a-uno (usualmente en base a un acuerdo previo en que un vendedor hace una demostración a un consumidor) o en una modalidad de reuniones (vender a través de una explicación y demostración de productos a un grupo de clientes potenciales por parte de un vendedor/a, generalmente en el hogar de una anfitriona que invita a otras personas con este propósito).

Algunas empresas optan por el marketing de redes o marketing multinivel. El marketing de redes es una forma de organizar un negocio de venta directa en la cual productos y servicios son entregados a los consumidores para su consumo final a través de ventas realizadas por una red de vendedores directos independientes. Estos vendedores directos pueden recibir una participación basada en sus propias ventas de productos y servicios a consumidores y también de las ventas a consumidores generadas por sus redes de otros vendedores directos independientes que han sido reclutados y entrenados para unirse al negocio. La venta directa ofrece a los clientes la oportunidad de ver, probar y juzgar un producto en su tiempo libre, en sus hogares o entre amigos. Toda la mercaderí­a es entregada directamente en los hogares de los clientes. Esto es especialmente útil para consumidores de áreas rurales y pueblos pequeños, ya que pone a su disposición productos y servicios no disponibles en los puntos de venta de la zona.